domingo, 1 de marzo de 2009

Derrota del chino de la mala suerte

Esperanza... pura madre!

Valentía es lo que necesitaba!!!

Y al final, la fuerza de la justicia inmanente ha vencido al chino azul de la mala suerte; al principio no me gustaba, ahora veo que tardó demasiado... pero finalmente fue para bien.

Es decir; para mi bien



Saludos al respetable y al no tanto