jueves, 29 de diciembre de 2011

Del rojo al azul

En medio de los colores del espectro, hay casi silencio,
y sin embargo, los colores viven
guardando para la sensibilidad de la vista sus secretos


colores pícaros,
como el brillo de los espéculos
de aves del dulce imaginario 

y esa nota verde, de intensa de alegría...
hay luz en el camino...


colores que se sienten nuestros…
casi en la piel, entre las manos…

del rojo al azul, entre mis manos…



saludos al respetable y al no tanto

martes, 1 de noviembre de 2011

Noche de muertos...

La tradición sobrevive por medio del sincretismo, del cual yo mismo formo parte. La fiesta para recibir a los muertos lleva un profundo sentido, que se siente en lo hondo del corazón si uno se dispone a mirar con respeto… a unirse al recogimiento y la plegaria.




No de todos lo hacen. Muchos hoy no recuerdan la fiesta. Otros venden con ella...

Sin embargo, en algún lugar, aún queda arraigada esa profunda fe de la espera en esta noche. La inexplicable certeza de que quienes ya han partido, en medio de esta fría noche, acompañan nuestras vidas de nuevo. Es una fiesta de recuerdos e ilusión. El viento helado vuelve a calarme la cara… hace frío. Como el frío del lago aquella noche…




Hace unos años, Alejandro y yo hicimos un viaje para volver la noche de muertos una experiencia de vida formidable. Visitando Pátzcuaro, Janitzio, Yunuén y Tzintzuntzan, conocimos como el turismo masivo ha lastimado la tradición…


Pero también quedan algunos  indios purépechas, que viven haciendo vivir esa noche, la dulce tradición de muertos.



Y en ese sincretismo, hago de imágenes mi ofrenda…

bienvenidos…




Saludos al respetable y al no tanto

miércoles, 19 de octubre de 2011

A proposito de fotografiar estrellas


Haciendo honor a la invitación (y sobre todo a la amistad), he aquí mi primer entrada en "El Ladrón de Imágenes".

El fotógrafo, usualmente, se encuentra detrás de la cámara. Por ende, no vemos demasiados retratos de Leopoldo en este Blog. Afortunadamente, tengo algunas imágenes del señor Don Polo en acción; desafortunadamente para el, demasiadas de esas imágenes son impresentables. Hoy, sin embargo, he escogido algo decente del repertorio.

Alguna vez, en algún punto cerca del fin del mundo, le hice una pregunta al señor Don Polo. Sin demora alguna, el contesto a mis dudas con una demostración practica y por demás entusiasta. Considerando la entrada anterior, la amistad y a propósito de fotografiar estrellas:





Aaron I. Velez Ramirez

viernes, 30 de septiembre de 2011

Un montón de estrellas...

La noche del monte se pinta con delicadas pinceladas de luz en la oscura bóveda, bien arriba… al preparar la toma, queda claro que debimos haber llevado el triple (no lo llevamos). Resolverlo… dejar bien quieta la cámara sobre el toldo del auto… todo quieto… a la par del Montañez, coreo bajito esa canción y empiezo a contar… 1… 2… 3… 


siempre me viene la misma pregunta: ¿Porqué si cantan letras tristes, cada pieza es una fiesta…? Aún no lo se, pero disfruto una cálida sonrisa en el rostro …pude terminar al fin con esa historia…

y de esa profunda oscuridad, viene a mi mente el recuerdo de alguna hermosa noche de salsa

(...un montón de estrellas...)



Saludos al respetable y al no tanto

domingo, 12 de junio de 2011

Las vueltas del sol...

La Tierra continúa con un sinfín de revoluciones su paso junto al Sol. Cada día, cada amanecer, el horizonte se ilumina con una ofrenda de luz a la alegría, a la vida por vivir…

una, dos… vueltas al sol que me han regalado la fortuna de sonreír…



Saludos al respetable y al no tanto

lunes, 18 de abril de 2011

El carpintero - ¡En la National Geographic!

En una incesante búsqueda de alimento, el carpintero labra la madera y en cada golpe obtiene la sustancia de la cual vive... toc, toc, toc, toc, toc...



La última imagen de la serie está publicada en la edición de mayo 2011 de National Geographic en Español, dentro de la sección Mosaico Natura; un esfuerzo de cooperación entre CONABIO y National Geographic para promover el trabajo de jóvenes fotógrafos de Naturaleza Mexicana.



Saludos al respetable y al no tanto

viernes, 15 de abril de 2011

¿Has escuchado suspirar a una tempestad...?

Se ha andado bastante; ya no son pocos años y el tiempo no ha pasado en vano; a cambio ha dejado la alegría viene de afrontar el reto de vivir… buscar esas tormentas, respirar con ellas. Es duro aprender y en algunos momentos, uno sale herido… lo importante es no huir y seguir andando.

Afortunadamente, hay mucho más por andar. Caminos que explorar. Permitir a esa alegre tempestad que agite fuerte… porque tarde o temprano susurra al oído…

disfrútalo, estas vivo.

Y como me dijeron hace tiempo, con una sonrisa de dichosa… de que te preocupas por los años, si llevas ese niño a flor de piel…

¿Has escuchado suspirar a una tempestad...?




Saludos al respetable y al no tanto

lunes, 24 de enero de 2011

Water induces parafiletic disease in land birds: an ecological hypothesis for waterfowl evolution and radiation

En los albores del tiempo, algunas aves primitivas quisieron probar suerte en el agua. Tal vez metiendo las patitas para empezar, le fueron tomando gusto al medio acuático. Con el tiempo, muchas aves diferentes empezaron a disfrutar de las bondades de andar remojándose, chapoteando… buceando incluso. La consecuencia de ésta interacción original definió una profunda escisión ecológica entre las aves: por un lado, las aves terrestres (los pollitos) y por otro, aquellas que a la postre se llamarían aves acuáticas (patos). De este evento se generó la evolución y diversificación de múltiples especies de estas aves, independientemente de sus linajes ancestrales...Justificar a ambos lados

Playeritos, también conocidos como Scolopátidos…







Los zambullidores, pertenecientes a la familia Podicipatidae, son expertas aves buceadoras que buscan bichitos para comer debajo del agua...





Las pollas de agua... a juzgar por su nombre, probablemente se trata del eslabón perdido en la evolución de las aves acuáticas.



algunas de ellas depredan (al menos intentan depredar) los nidos de otros patos, como la jacana que defiende su territorio con fiereza...



Monjitas y avocetas... singulares patitos de notable esbeltez




Martínes pescadores; los patos supercabezones.



Garzas, que les gusta andar por la orillita con lo fresco del agua en las patas…







...y también hay garzas cabezonas...



Cormoranes... llamados patos buzo porque saben bucear...



Gaviotas, a quienes la literatura ha usado como figura retórica de belleza y libertad, por encima de sus hábitos carroñeros y oportunistas.




Ostreros... con picos especiales para abrir pequeños moluscos que se resisten a ser comidos...



Alcatraces y anhingas, que son de los patos más picudos.







Ciguëñas… pocos patos tan grandotes como atípicos en el grupo (los patos casi siempre son bonitos, estas no lo son).




Además hay los ibis y las espátulas, que también son feitos...




Pelícanos, enormes patos que gustan de pescar…






Tijeretas: patos que también son medio tlacuaches y medio cacomixtles (cleptoparasitismo se dice).





Rayadores, patos de pico invertido de lo más peculiar...



Charranes y golondrinas marinas… hermosos y estilizados patitos de mar…






Gavilanes de agua... pescadores y caracoleros… la prueba viviente de que la hipótesis ecológica de la evolución de este grupo puede ser plausible: cuando una rapaz utiliza los recursos acuáticos, termina dependiendo de ellos, volviéndose pato.




Y finalmente, los patos arquetípicos, con su pico simpático y lindos plumajes de colores que nos dicen que especie son.








Sin duda, esta propuesta de clasificación ecológica será criticada como parafilética, antinatural y sin sustento por los que dicen que dicen que saben. Tales son las opiniones de aquellos que tienen autoridad porque perdieron hace mucho la capacidad de sonreír con humildad.


Por mi cuenta, confieso que soy mucho más de tierra que de agua. Si me apresuran a escoger, me tendrían caminando por el monte antes que meterme a nadar. Sin embargo, no puedo sino agradecer a la vida el darme la hermosa oportunidad de disfrutar la belleza única del fascinante y poco entendido grupo de los patos.




Saludos al respetable y al no tanto.