viernes, 15 de abril de 2011

¿Has escuchado suspirar a una tempestad...?

Se ha andado bastante; ya no son pocos años y el tiempo no ha pasado en vano; a cambio ha dejado la alegría viene de afrontar el reto de vivir… buscar esas tormentas, respirar con ellas. Es duro aprender y en algunos momentos, uno sale herido… lo importante es no huir y seguir andando.

Afortunadamente, hay mucho más por andar. Caminos que explorar. Permitir a esa alegre tempestad que agite fuerte… porque tarde o temprano susurra al oído…

disfrútalo, estas vivo.

Y como me dijeron hace tiempo, con una sonrisa de dichosa… de que te preocupas por los años, si llevas ese niño a flor de piel…

¿Has escuchado suspirar a una tempestad...?




Saludos al respetable y al no tanto