jueves, 12 de febrero de 2009

Hay un mundo mejor, pero es más caro...

Una vez, un muchachito surgido de la nada en medio del desierto dijo que la gente mayor acostumbra dar un mayor aprecio a las cosas entre más caras son, mientras que son ciegos al valor de las buenas cosas de la vida que no cuestan.

Aunque es cierto que una bella amistad no vale por cuanto gastamos en ella, esta noble manera de ver la vida no aplica para todo; y la fotografía es uno de esos casos donde no.

En fotografía, gastar más sí representa mejores resultados: mientras consigamos mejor equipo, estaremos en posibilidad de hacer mejores fotos. Ya en una entrada futura comentaremos acerca de las posibilidades que un equipo humilde ofrece, si se sabe cómo usarlo.

Desde hace unos cuatro años y hasta hace muy poco tiempo usaba en un telefoto Canon EF 100-300 f/4.5-5.6 USM. Se trata de una pieza de construcción sólida y buenas prestaciones ópticas, mejor que los objetivos tele-zoom básicos que ofrece la marca.

Este lente trabajó conmigo muchas veces... hizo foto conmigo en 14 estados del país; cubrío los exámenes profesionales de un puñado de amigos; me ayudó a meterme en problemas que no imaginé; me dió muchas satisfacciones y me colocó en posición de ganar lo bastante como para un buen dia sustituirlo. Y ese día llegó. Hace sólo unos días, acabo de importar desde los EU (GRACIAS Ochoa e incautos Drs. RCR é IPC) un telefoto de la linea L de Canon: el EF 100-400 f/4.5-5.6L IS USM. Entre los elementos de fluorita de ultrabaja dispersión, el sistema estabilizador de imagen y una construcción sólida para el trabajo pesado, éste objetivo representa fotos con aberraciones cromáticas mínimas y nitidez dramática (otra vez, GRACIAS Ochoa e incautos Drs. RCR é IPC).

De inmediato me puse a hacer comparativas entre estos dos lentes y la diferencia es muy sensible. Como ya he dicho, el 100-300 es un buen objetivo, cumplidor podríamos decir. Sin embargo el 100-400 L es extraordinario, regio. Juzguen ustedes.

EF 100-300 f/4.5-5.6 USM - 300mm ISO 400 f5.6@ 1/250 s - EOS 30D

EF 100-400 f/4.5-5.6L IS USM - 300mm ISO 400 f5.6@ 1/250 s - EOS 30D

EF 100-300 f/4.5-5.6 USM - 300mm ISO 100 f5.6@ 1/500 s (reencuadre) - EOS 30D

EF 100-400 f/4.5-5.6L IS USM - 300mm ISO 100 f5.6@ 1/500 s (reencuadre) - EOS 30D

EF 100-300 f/4.5-5.6 USM - 300mm ISO 800 f5.6@ 1/100 s - EOS 30D

EF 100-400 f/4.5-5.6L IS USM - 375mm ISO 200 f5.6@ 1/1600 s - EOS 30D

Con todo, mi viejo objetivo no se dejará de usar. Lo enviaré a recibir mantenimiento y se mantendrá en casa para contar allí con una cámara de focal larga, ya que todo lo magnífico del sucesor de mi primer objetivo no demerita su la calidad, que fue suficiente como para hacer la mejor de mis fotos. La han llamado postalera, pero a mi me gusta por sobre todas las demás... y vieran en cuantos líos me ha metido...

Una loa, pues, a mi 100-300.

EF 100-300 f/4.5-5.6 USM - 300mm ISO 400 f8@ 8s - Kodak Ultracolor 400 - EOS ELAN 7NE

Saludos al respetable y al no tanto

1 comentario:

El Alí dijo...

No había visto bien la diferencia hasta que vi en grande las fotos de la luna. Un excelente ejemplo de las ventajas o desventajas entre diversos lentes.