domingo, 1 de febrero de 2009

El paseo de la soledad

No se cuantas veces se ha recorrido esta ruta precisa.
No se cuantas veces he pensado que debería ser la última.
No se cuantas veces me he equivocado en eso también.
No se cuantas veces más lo vaya a repertir.

Pero, sólo por si acaso y por fin,
me llevé la imagen necesaria
del frio y azul paseo de la soledad.



Saludos al respetable y al no tanto