jueves, 26 de febrero de 2009

pensar la UNAM


[…] la Universidad como un embudo selectivo, no hay quién puede entrar, y luego llega esta patraña del CENEVAL para decir que entran no los mejores, no los más inteligentes, sino los que tienen el varo, la paga, la posición social que asegure la transformación de esta Universidad simplemente en la universidad privada más barata del país. Está ese embudo también que va cerrando las puertas de diferentes carreras y va abriendo otras y convirtiendo facultades de esta Universidad, la mejor del continente americano, convertir sus facultades e institutos de investigación en universidades patito, donde entran los que no cupieron en otras facultades, los que no pudieron elegir la profesión sino que tuvieron que elegir el cupo que alguien allá arriba reduce día a día.

Y todavía acá, ustedes, ellos, como estudiantes, como maestros, como investigadores, darse cuenta de que no importa el empeño que pongan en el salón de clases, en los libros, en el laboratorio, en el centro de investigación, en el cubículo, allá afuera decide la palanca, decide el compadrazgo, decide la escalera política en que los que están allá arriba a mi derecha han convertido la UNAM y cualquier universidad pública en cualquier parte de este país.

[…]

Descubrir en los salones de clase, en los laboratorios, en los institutos de investigación, que la ciencia se ha convertido en una maquila, descubrir que los males transgénicos, lo peor que esta sociedad moderna le ha dado a la humanidad, ha sido construida en esos laboratorios y en esos centros de investigación, y que el científico universitario, el investigador no se dio cuenta.

[…]

Les avisamos lo que va a pasar:

Allá afuera hombres, mujeres, niños y ancianos, en todos los rincones de este país, en las 32 entidades federativas de México, han decidido decir ¡ya basta! Están empezando, estamos empezando a ver cuántos somos y quiénes somos, conociendo nuestras historias y construyendo a partir de ese conocimiento el respeto que abajo se construye, el respeto por el que dice no, por el que lucha, por el que se rebela. Allá afuera, y muchos aquí adentro en la UNAM y en otras universidades públicas van a estar con nosotros, nos vamos a levantar para derrocar a los supremos gobiernos, para derrocar a los funcionarios corruptos, para echar de este país a todos los ricos y poderosos y empezar a construir otro México con la gente humilde y sencilla. Vamos a derrocar a las autoridades universitarias, vamos a acabar con la Junta de Gobierno de la UNAM. No estamos haciendo sólo una promesa, estamos comunicándoles y avisándoles una certeza. En poco tiempo allá afuera y aquí adentro se va a levantar otro viento, el mejor, el más digno, el más honesto y consecuente que se ha levantado en este país. Y lo que va a pasar no tiene precedentes en nuestra historia ni en la historia mundial.

[…]

Compañeros y compañeras, hay que elegir si vamos a ver esto como espectadores desde las ventanas de las oficinas, desde los salones de clase, desde los laboratorios, o junto con estos hombres y mujeres, nosotros, nosotras, la Otra Campaña

Subcomandante Insurgente Marcos, UNAM, Mayo, 2007

Árbol rector: cámara Nikon Coolpix P1; F 7.6; S 0.005; ISO 400

Mosaicos ingenieros: cámara Nikon Coolpix P1; F 7.8; S 0.002; ISO 400