jueves, 8 de abril de 2010

Por tu sonrisa...

Regresar a casa cantando cinco veces la misma canción...

...tóxico... narcótico...


y aún así... con serenidad la que sea necesaria...

Saludos al respetable y al no tanto